Romería Virgen de Guía

   Tocando el tema religioso, Fuente la Lancha tiene una especial devoción a la Virgen de Guía (compartida con otros 4 pueblos de los alrededores, Villanueva del Duque, Dos Torres, Alcaracejos e Hinojosa del Duque).

   En el año 1990, se ha construido una ermita sobre una suave colina, la Ermita de Santo Domingo, en la dehesa próxima al pueblo, donde es llevada la imagen de la Virgen de Guía para celebrar la Romería que lleva su nombre, que tiene lugar el primer fin de semana de mayo.

    Ese día acuden sus devotos a la vecina localidad de Villanueva del Duque para recibir la imagen en la ermita que lleva su nombre y acercarla, en solemne procesión, hasta Fuente la Lancha. Con intenso fervor, con hondo respeto, en silencio, se va acercando la imagen de la Virgen de Guía, a través de un camino que separa ambos pueblos (Fuente la Lancha y Villanueva del Duque) en una distancia de, aproximadamente, 5 kilómetros. La Virgen es recibida en el Calvario por la Hermandad y Autoridades Locales para su posterior traslado a la Iglesia de Santa Catalina donde permanece hasta el anochecer, cuando es llevada en procesión hasta la mencionada Ermita de Santo Domingo.
 
   A esta procesión se la llama “procesión de las antorchas”, pues durante su recorrido los asistentes portan antorchas encendidas que dan un ambiente muy sugerente y especial en la subida por el camino hasta la ermita, donde la Virgen es recibida con una espléndida tirada de fuegos artificiales.

   A raíz de que se alzara la nueva ermita, la fiesta ha ganado mucho, tanto en asistencia de público como en devoción y solemnidad: la noche del sábado en la bella explanada de la ermita nueva, que se levanta como un barco silencioso de cal sobre la mágica dehesa, todo el pueblo de Fuente la Lancha, pequeños y mayores, acuden a visitar y rezar a su Virgen de Guía y a disfrutar, al mismo tiempo, con alegría y júbilo, de las atracciones infantiles y actuaciones musicales previstas con tal motivo.

   Al lugar se desplazan asimismo gentes de todos los pueblos colindantes: Hinojosa del Duque, Villaralto, Alcaracejos, etc..., atraídos por la devoción religiosa, el encanto del paraje o el deseo de disfrutar de una fiesta diferente.

   Hay que destacar también que los vecinos se reúnen en grupos, que pernoctan en los alrededores de la ermita, al calor de las distintas hogueras que se prenden en el lugar, degustando a lo largo de la velada los productos típicos de la localidad (chorizos, salchichones, jamón, etc.).

   El domingo, a las 12 de la mañana, se celebra una misa rociera en su honor de la Virgen, con una pequeña procesión alrededor de la ermita. A las 4 de la tarde baja a la Parroquia de Santa Catalina, donde se le reza el Santo Rosario y se entrega la imagen a la Hermandad de Hinojosa del Duque, en el lugar conocido como la Cruz, desde donde parte para su estancia en la referida localidad.

   La imagen regresa a su ermita, en Villanueva del Duque, el 14 de agosto. A su paso por Fuente la Lancha hace parada y entra en la Iglesia de Santa Catalina para cantarle una salve.

   Posteriormente la Virgen es traída de nuevo a Fuente la Lancha el segundo domingo de Octubre, permaneciendo en la localidad durante quince días, en los que es venerada por los vecinos y se le presta el culto y custodia que corresponde.

Fiestas